sábado, 8 de julio de 2017

Una muñeca pullip barata y nueva como esta

Hace años tuve la ocasión de comprar a medias, con una amiga, esta pullip que os vengo a enseñar y que actualmente venden en una de las tiendas que conozco por unos 100€ con ropa y nueva. En vista de lo que han subido estas muñecas y de que no caerá en aduanas y se evitarán más gastos, la he visto una buena opción para comentar y animar a aquellos que estáis interesados en adquirir una muñeca de colección pullip.

Estas fotos son de hace años, cuando yo y mi amiga compramos la nuestra y os las pongo a modo de ejemplo. A la izquierda la muñeca que os comento con sus protectores y otra ropa para que no saliese desnuda en la foto, pero tal cual se queda al quitarle la ropa. A la derecha las primeras fotografías que le hice con alguna ropa de mis niñas, un cambio de pelo y ojos.


Y esto solo es un ejemplo de lo bonita que puede llegar a ser este modelo, stica, por si alguien se anima.  Porque a esta muñeca el rubio le sienta de maravilla, también la he visto en pelirrojo y en un montón de tonalidades. Realmente yo le puse la peluca tan oscura porque en aquel momento era la que tenía libre por casa jaja.


Aproveché y, antes de enviarla a casa de su nueva mamá, le hice algunas fotos con Neminé que se sintió muy feliz de acoger a una nueva amiguita en casa.


Ver esta oferta ha sido una buena opción para subir estas fotografías que tenía guardadas de hace años y que me gustan mucho de Naminé también, así que las dejo por aquí aprovechando la ocasión.


Y con ellas me despido hasta el próximo post.  Esperando que os guste la entrada y, si alguien está interesado en comprar una muñeca pullip barata como la que os comento, nueva y con su ropa de serie, hacedmelo saber dejando un comentario con vuestro email (será privado)  y os informo más en particular. No pongo el link aquí porque no sé cuanto tiempo más durará la oferta, así que prefiero que los interesados contactéis y poderlo corroborar. Un saludo!  Y ya sabéis por si os animáis.  Hay una pullip barata y nueva de la que podríais ser papas o mamás 😊😘



Gracias por leernos!

jueves, 6 de julio de 2017

Renovando y pintando unos cuadros para casa

Hoy vengo a enseñaros los cuadros de los que os hablaba de pasada en esta entrada. Eran de mi mamá y estaban bien, pero con el paso del tiempo y el uso tenían algunos roces, rasguños, marcas de uso...que hacía que mi mamá ya los hubiese sustituido por otros nuevos y pensase en tirarlos hace ya bastantes años. A mí me gustaban, pensé en poder darles algún día uso y los guardé. Ha llegado ese día.


El cuadro de la Alhambra de mi querida Granada era de un tamaño bastante bueno para hacer de él un cuadro central, así que compré reparador de madera y rellené lo dañado para reparar esos pequeños desperfectos que lo hacían menos vistoso. He cambiado la lámina por una fotografía que imprimí en Media*markt porque en ese tamaño el precio de la impresión de una fotografía como poster me salía a un precio que estaba bastante bien.



Los demás pertenecían a una colección de seis cuadros cuyo color era muy bonito, pero también se notaba el paso del tiempo en ellos. El filo que se ve intenté rellenarlo de reparador de madera con la idea de que pudiesen verse totalmente lisos (sin ese hueco) y las láminas también las cambié por unas de decoración o diseño más moderno.



Y, teniendo el material ya preparado y desmontado,los pinté todos de color blanco (al igual que el mueble que os enseñé en esta entrada) para que el blanco fuese el mismo y hubiese cierta sintonía.




Y así han quedado "restaurados" y colgados los cuadros ya en la pared. En el central he puesto una fotografía de mi pareja y mía como os comentaba, y los otros decidí poner un marco interior en colores variados, hecho con una simple cartulina, sobre el que incrusté pequeñas láminas con mensaje. Otro de estos marcos lo puse en la pared lateral sobre la televisión y el sexto no lo he utilizado al final jaja.

Aunque parece, en foto, que la pared queda un poco "vacía", cada vez que abro la puerta del comedor y la veo siento que está completa. Cuando te acercas o adentras en la habitación parece que la llenan en la justa medida en que necesito ver espacio "despejado/libre" y espacio "ocupado". Además de lo agradecida que estoy a estos cuadros porque momentáneamente me he ahorrado el comprar otros y he podido invertir ese dinero en otras cosas, debo decir que cada vez que los miro recuerdo que llevan un poco de mí y un poco de la casa donde me crié y me siento aún más contenta al verlos. En decoración, además de no entender nada, ya veis que soy bastante sencilla, básica y práctica jaja.

Hasta aquí la entrada de hoy 😊. Estoy segura de que lleva el sello de Micaela (por el deseo de dar una nueva vida a los objetos o muebles), Berenice (por la carga afectiva que impregna a los mismos) y Naia (por la necesidad de armonía, por el uso del colorido en el fondo de los marcos, etc) 😃 y espero que os haya gustado la renovación de estos cuadros que me han ayudado a dar una versión más juvenil y sencilla a esta estancia de la casa. También estaba la opción de poner lienzos, pero yo me decanté por el uso de estos cuadros a la hora de decorar o rellenar la pared frontal de la estancia.   Hasta la próxima y gracias por leernos!😙




domingo, 2 de julio de 2017

Naminé, Alyssa y Bowie se fueron pa' Madrid al Orgullo.


Hace unos días Naminé pidió a Bowie y Alyssa que la acompañasen de viaje al Orgullo en Madrid. Bowie, pensando que se le pasaría la idea, le dijo que iría si ella se vestía de rosa y ahí empezó todo.

- ¿De rosa? Sabes que no es mi color favorito, Bowie.
- La bandera es de colores, yo tampoco podré ir vestido de mi color favorito. Estamos empates.
- Joo.

Alyssa, que estaba presente, intervino:
- Bowie, claro que puedes usar el negro para ir.-Le dijo ésta-.
- Entonces no sería justo, Alyssa.-Se quejó Nami-.
- Si tú te vistes de rosa, yo preparo a Bowie. Debes confiar en mí.
- Creo que optaré por la opción de vestir de color, Alyssa.
- Ya no! Yo voy de rosa y a ti te prepara Alyssa. Tú has puesto tu condición y ahora esa es la mía.-Proclamó contenta Nami-.

Y así, de este plan, me los he encontrado esta tarde antes de irme a hacer cosas en la casa. Aún me sale la risa sin pensarlo al ver a Bowie y eso que lo veo tan guapo como siempre.



Ay Alyssa! Si Naminé no estaba muy cómoda con el color rosa, imaginad a Bowie con esas medias de rejilla y en calzoncillos prácticamente. La culpa de que lleve unas chanclas negras en vez de unas botas mas del estilo de Alyssa ha sido mía y es que aún no se las he intentado apañar.



¿A que le sienta bien ese peinado? jaja. Si no fuese por Alyssa y Naminé no lo hubiese descubierto.  Siempre suele ir sin esa cresta. Con ella o sin ella sigue siendo el mismo de siempre.


Y ahora os enseña Naminé la especie de tutu que le dejó Carla y que intentó combinar con unas medias a rayas del tipo de su camiseta. A ella si que la veo sumamente extraña en rosa. Creo que tardaré mucho tiempo en verla llevar ese color nuevamente, o  quizás le acabe cogiendo el gusto...a saber.


Nami estaba muy contenta de poder asistir al Orgullo y también le hizo estar aún más risueña y alegre el ver a Bowie vestido así para acompañarla. Alyssa le había dado un poco de su medicina y le estaba muy agradecida por ello y porque quería ir con ambos a Madrid.



Y Bowie estaba un poco más incómodo pero Alyssa con algunos mimos y carentoñas intentó que se sintiese un poco mejor.


Esta pareja algo peculiar, y un tanto atrevida, me encanta.


Al final yo me fui a la casa a hacer algunas cosas y ellos se fueron a disfrutar de su fiesta. Estoy segura de que Bowie estará disfrutando como si llevase algo más de ropa y si hay algo de lo que estoy segura que no podrá quejarse, es de que ha pasado calor 😄😄😄.

Hasta la próxima! Gracias por leernos. 😙😙

domingo, 18 de junio de 2017

Libro Leído: La Magia del Orden (de Marie Kondo). Herramientas para ordenar tu casa...¡Y tu vida!

Hoy acabo de terminar de leer el libro La Magia del Orden de Marie Kondo. Me encanta haber invertido tiempo en esta lectura por todo lo que aporta. Dejo aquí la portada de una de las ediciones para que sea más fácilmente identificable.



Desde que entró en mi vida el proyecto de renovar y adaptar a nosotros "la casa", en mi cabeza se abrieron paso muchas inquietudes.  Quizá mucha gente no lo sepa, o incluso ponga el grito en el cielo al leerme ahora, pero lo cierto es que siempre he pensado que el espacio afecta e influye y encontrar este libro fue como saciar mi curiosidad en este aspecto. No soy la única que ha notado que el entorno afecta a la mente y hasta al cuerpo; la autora también habla de esto y la comprendo perfectamente. Por eso, mientras preparaba la casa de mi novio con unos cuantos cambios, me leía este libro con la idea de que me ayudase a hacer del que sería nuestro espacio/hogar un lugar que me aportase paz y armonía a nivel mental.

Cuando uno comienza a leer el libro se da cuenta de inmediato de la importancia de tirar. La autora habla tanto de esto que uno va tomando conciencia. Guardar ropa que no te está bien para cuando te esté, como si acaso nunca hubiésemos vivido en nuestras propias carnes que cuando uno cambia su peso, casi siempre suele acabar mirando tiendas y adquiriendo algo nuevo. Pocas veces busca y hecha mano a lo que guardó hace meses o incluso años y si lo hace igual ya no le llena como antes. Entonces, como dice la autora, porqué nos cuesta tanto tirarlo? (o donarlo). Como este caso, mil casos más con los que intenta decirnos que solo mantengamos en casa aquello que realmente nos hace FELIZ. Esta es la palabra clave.

En este libro hay una gran verdad y es que, en muchas ocasiones, nos basta con cambiar las cosas de lugar para sentirnos satisfechos y seguimos acumulando simplemente. Quizá tenemos mucho espacio para almacenaje pero nunca nos basta porque en él tenemos guardado cosas que creemos importantes y que realmente no lo son si las miramos con profundidad. Leerme este libro me ha hecho ver la cantidad de cosas que creo importantes y de las que podría prescindir. Me voy a poner a trabajar en ello de algún modo.

Eso no ha cambiado tampoco mi idea de conservar muchas. Estoy reutilizando muchos objetos y muebles en este comienzo para hacer de la casa un sitio más "nuestro" sin tener que comprar muchas cosas al principio. Por ejemplo, recuerdo que hace años mi madre quitó unos marcos de fotos y a la hora de ir a tirarlos la frené, los guardé, me apetecía y creía que podría darles una nueva vida en un mañana. Ese día ha llegado y ahora cuelgan del comedor de la casa de mi novio. Puede ser que esos marcos a ella ya no le hiciesen feliz pero a mí sí me hicieron y ahora que los veo colgados aún más jaja.

Hay un tema que también le importa tanto a la autora tanto como a mí y es la clasificación. Para mí es imprescindible saber cual es el sitio de cada cosa. Se habla de esos cajones a lo largo de toda la casa  en los que se pueden encontrar monedas, puntillas, lápices, gomas de pelo, etc. Si no se destina un lugar para un tipo de cosas concretas y en vez de esto estas se dispersan por diferentes lugares de la casa...nunca sabremos con exactitud donde está lo que necesitamos.  Por ejemplo, en casa de mi madre todo lo de bricolaje (alcayatas, destornilladores, alicates, tacos, etc) están en un mismo cajón. Cuando colgué los marcos de los que anteriormente he hablado me fue muy fácil saber donde podría encontrar unas alcayatas nuevas que esperaban ser usadas.

También el libro tiene una visión un tanto zen que me parece muy normal y es que la autora da, y nos anima a dar, la importancia a nuestra casa, a nuestras prendas y a nuestros objetos como si pudiesen sentir todo cuanto transmitimos a estos. Cada vez que abro la puerta de la casa me siento confortada y pienso "ya estoy en casa" y mentalmente es como si me sintiese abrazada. Alguien me ha comprendido en esto jaja: la autora de este libro.

El impacto del orden y el espacio visual, lo que nos afecta en lo personal tener nuestra casa acondicionada a nosotros, organizada y ordenada, "el peso" (en mi mente) y "el ruido" (en el libro) que supone cargar nuestro ambiente...ha sido una lectura que creo que me ha aportado mucho y con la que me he sentido un poco comprendida (en el aspecto de que el espacio a mí me afecta mucho al ánimo, al cansancio o vitalidad, etc).

A veces creo que ya sé lo que me aporta Naia y esto es la necesidad de armonía en mi vida. Armonía vital. Me preocupa el entrar en la casa y sentir que me es acogedora, que me da paz, que me haga sentir en armonía en cuerpo y mente; que me transmita orden, silencio, relax. De primeras no necesito que todo lo que mi mente desea suceda o se plasme de inmediato en la casa. Solo intento sentirme más cómoda que la primera vez que vi ese lugar, sentir que es un poco más mío, cambiar su aspecto en lo que ahora me es posible y lo demás ya vendrá poco a poco hasta lograr contener todo cuanto realmente me haga feliz como pretende este método y yo misma.

Es imposible transmitir todo cuanto página a página se va modificando y/o añadiendo a nuestra vida y mente al leer este libro (por lo menos en la mía ha sido así). Así que, si te place, te animo a leerlo por si a ti también te cambia algo la forma de ver todo lo que te rodea en casa.

Hasta la próxima entrada! Gracias por leernos.